INTRODUCCIÓN

El presente trabajo es un estudio sobre la contemporaneidad de la imagen que se define por las nuevas formas de visualidad que se están dando dentro del contexto de la cultura visual que no sólo abarca el espacio virtual si no que se hace extensible y visible en la mentalidad de los entornos físicos. El punto de partida de esta investigación es el hecho de que el papel de la imagen en el marco de la Cibercultura está redefiniendo un estado del sujeto adherido a unas prácticas de hipervisualización, superproducción y superpoblación de imágenes dentro del contexto de los nuevos medios. A este hecho, le suponemos un efecto contaminante que está prescribiendo los nuevos usos de la imagen, los nuevos hábitos de lectura y una creciente manifestación espontanea de artefactos visuales a los que se les escucha hablar. Esta vorágine de la imagen está dando lugar a nuevas prácticas creativas y performativas que van desde la acumulación, apropiacionismo, coleccionismo y archivo, en términos generales y una larga lista de expresiones visuales que nos obliga a pensar sobre un Nuevo Estatuto de La Imagen con la que aprendemos la captación inteligente del mundo. Como consecuencia, los límites de la investigación sobre Cultura Visual en la Red son cada vez más imprecisos y se exige observar su complejidad ya que no hablamos de consumidores pasivos sino de consumidores y productores activos o lo que denominamos, prosumidores.

Mara Plá

Repensar la Iconosfera

Observar el futuro en las pantallas espejo.

Anuncios